sábado, 31 de diciembre de 2011

Hombre que mira al tira que lo sigue - Mario Benedetti

Ya sabes en qué malos pasos ando,
conoces mis esquinas y mis fobias,
mis bares,mis amores,mi bufanda.
Conoces bien a qué mujeres miro.
Es el único acuerdo entre nosotros
y dura lo que un lirio, o una ráfaga.
Conoces qué porfiada dulzura me
atraganta cuando caen los mejores,
los más tiernos,los que podrían levantar
de a poco la feroz inocencia que
nos salve.Conoces a qué juego y a
qué apuesto,me sigues por mis calles,
por mis tangos por mis lluvias y mis noches
de arena, vigilas mis gaviotas y mi cédula,
mi casilla postal y mi resfrío.

Conoces mis abrazos y mis postres
es decir que sabes todo de afuera,
todo de superficie,de exteriores.
Delatarás mi sombra y mi pellejo,
y eso no alcanza para hacer la ficha.
Donde no puedes ver,en la aurícula
izquierda,tengo mi berretín inexpugnable
a pruebas de derrotas y de olvido.Allí el
destino o no sé quién,armó el amor y
almacenó los odios, y me dijo, ya eres nuevo.




viernes, 30 de diciembre de 2011

Despabílate - Mario Benedetti

Bonjour,buon giorno,guten morgen,
espabílate amor y toma nota: sólo
en el tercer mundo mueren cuarenta
mil niños por día, en el plácido cielo
despejado flotan los bombarderos y
los buitres. Cuatro millones tienen sida,
y la codicia depila la amazonia.
Buenos días,good morning,espabílate,
en los ordenadores de la abuela ONU
no caben más cadáveres de Ruanda.

Los fundamentalistas degüellan a extranjeros,
predica el papa contra  los condones,
Havelange estrangula a Maradona.
Bonjour,monsieur le maire, forza Italia
buon giorno,guten morgen, ernst junger,
opus dei buenos días,good morning Hiroshima.
Espabílate amor, que el horror amanece.




martes, 27 de diciembre de 2011

Las soledades de Babel - Mario Benedetti

La soledad es nuestra propiedad más
privada,viejo rito de fuegos malabares,
en ella nos movemos e inventamos paredes
con espejos de los que siempre huimos.
La soledades tiempo,veloz o detenido,
reflexiones de noria,espirales de humo,
con amores in vitro,desamores in pectore,
y repaso metódico de la buena lujuria.

La soledad es noche con los ojos abiertos,
esbozo de futuro que escondió la memoria,
desazones de héroe encerrado en su pánico
y un sentido de culpa,jubilado de olvido.
Es la tibia conciencia de cómo deberían
haber sido los cruces de la vida y la muerte,
y también el rescate de los breves chispazos,
nacidos del encuentro de la muerte y la vida.

Pero algo ha cambiado,está cambiando,
cada sólo estrenó su nueva cueva,nuevo
juego de llaves y candados y de paso el
dialecto de uno solo,ahora cuando bailan
los solos y las solas ya no se enlazan,
guardan su distancia,en el amor se abrazan
pero piensan en otro abrazo,el de sus
soledades.Las soledades de babel ignoran
qué soledades rozan su costado,nunca
sabrán de quién es el proyecto de la torre
de espanto que construyen.

Así,diseminados pero juntos,cercanos pero
ajenos,solos codo con codo, cada uno en su
burbuja,insolidarios, envejecen mezquinos
como islotes. Y aunque siga la torre cielo arriba
en busca de ese pobre dios de siempre, ellos
se desmoronan sin saberlo, soledades abajo,
sueño abajo.


sábado, 17 de diciembre de 2011

Happy Birthday - Mario Benedetti

¿Cómo será el mundo cuando no pueda
yo mirarlo ni escucharlo ni tocarlo
ni olerlo ni gustarlo? ¿cómo serán
los demás sin este servidor? ¿o
existirán tal como yo existo sin los
demás que se me fueron? sin embargo,
¿por qué algunos de éstos son una foto
en sepia y otros una nube en los ojos,
y otros la mano de mi brazo? ¿cómo
seremos todos sin nosotros? ¿qué color,
qué ruidos,qué piel suave,qué sabor,
qué aroma tendrá el ben(mal)dito mundo?

¿qué sentido tendrá llegar a ser
protagonista del silencio? ¿vanguardia
del olvido? ¿qué será del amor y el
sol de las once y el crepúsculo triste
sin causa valedera? ¿o acaso estas
preguntas son las mismas cada vez que
alguien llega a los dieciocho? ya sabemos
cómo es sin las respuestas, mas,
¿cómo será el mundo sin preguntas?



miércoles, 14 de diciembre de 2011

Quiero creer que estoy volviendo - Mario Benedetti

Vuelvo, quiero creer que estoy
volviendo con mi peor y mi mejor
historia, conozco este camino
de memoria, pero igual me sorprendo.
Hay tanto siempre que no llega
nunca, tanta osadía,tanta paz
dispersa, tanta luz que era sombra
y viceversa, y tanta vida trunca.

Vuelvo y pido perdón por la tardanza,
se debe a que hice muchos borradores,
me quedan dos o tres viejos rencores,
y sólo una confianza. Reparto mi
experiencia a domicilio,y cada abrazo
es una recompensa, pero me queda,y no
siento vergüenza, nostalgia del exilio.
En qué momento consiguió la gente
abrir de nuevo lo que no se olvida,
la madriguera linda que es la vida,
culpable o inocente. Propios y ajenos
vienen en mi ayuda, preguntan las
preguntas que uno sueña, cruzo silbando
por el santo y seña, y el puente de la duda.

Me fui menos mortal de lo que vengo,
ustedes estuvieron,yo no estuve,
por eso en este cielo hay una nube
y es todo lo que tengo.Tira y afloja
entre lo que se añora y el fuego propio
y la ceniza ajena,y el entusiasmo pobre
y la condena,que no nos sirve ahora.
Vuelvo de buen talante y buena gana,
se fueron las arrugas de mi ceño, por
fin puedo creer en lo que sueño,estoy
en mi ventana.

Vuelvo con la esperanza abrumadora y
los fantasmas que llevé conmigo, y el arrabal
de todos y el amigo que estaba y no está ahora.
Todos estamos rotos pero enteros, diezmados
por perdones y resabios,un poco más gastados
y más sabios,más viejos y sinceros. Vuelvo,
quiero creer que estoy volviendo, con mi peor
y mi mejor historia, conozco este camino
de memoria, pero igual me sorprendo.




martes, 13 de diciembre de 2011

A tientas - Mario Benedetti

Se retrocede con seguridad, pero se
avanza a tientas,uno adelanta manos
como un ciego, ciego imprudente por
añadidura, pero lo absurdo es que no
es ciego, y distingue el relámpago,la
lluvia, los rostros insepultos,la ceniza,
la sonrisa del necio,las afrentas, un
barrunto de pena en el espejo, la
baranda oxidada con sus pájaros, la
opaca incertidumbre de los otros
enfrentada a la propia incertidumbre.

Se avanza a tientas,lentamente
por lo común a contramano de los
convictos y confesos,en búsqueda
tal vez,de amores residuales que
sirvan de consuelo y recompensa,
o iluminen un pozo de nostalgias.
Se avanza a tientas,vacilante,
no importan la distancia ni el horario,
ni que el futuro sea una vislumbre,
o una pasión deshabitada.

A tientas hasta que una noche,
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre,
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba.


lunes, 12 de diciembre de 2011

Desganas - Mario Benedetti

Si cuarenta mil niños sucumben diaramente
en el purgatorio del hambre y de la sed,
si la tortura de los pobres cuerpos envilece
una a una a las almas,y si el poder se
ufana de sus cuarentenas, o si los pobres
de solemnidad son cada vez menos solemnes
y más pobres,ya es bastante grave que un
solo hombre o una sola mujer,contemplen
distraídos el horizonte neutro.
Pero en cambio es atroz,sencillamente atroz,
si es la humanidad la que se encoge de hombros.


domingo, 11 de diciembre de 2011

¿Por qué no hay más viajes a la luna? - Mario Benedetti

Cuando el bueno de Amstrong dio aquellos
pasos,todos registramos cómo se movía
tosco,pesado,en un suelo blancuzco
¿o era de piedra pómez? ¿quién se acuerda?
Durante un rato estuvo cavilando y la
escafandra o como se llamase, impedía que
viéramos sus ojos,pero juraría que su
mirada era de pereza o abulia.
Algo debió explicar a su regreso,algo
diferente al discurso de gloria que le
ordenaron pronunciar eufórico entre
medallas,flores,vítores y guirnaldas.
Algo debió decir en privado a sus jefes
algo importante,inesperado.

Verbigracia uno: cuando andaba allá,heroico,
pisando las feísimas arrugas del satélite,
imaginé que así debía ser la muerte,
es decir,el paisaje de la muerte.
O verbigracia dos: cuando estaba en selene,
paseando por la nada como un imbécil,sentí
el asco infinito de la ausencia del hombre
y me dije,qué mierda estoy haciendo aquí.
Algo así debe haber confesado a sus jefes
con su estrenada voz de robot disidente
y quizá por eso los dueños del poder
postergaron sine die los viajes a la luna.



sábado, 10 de diciembre de 2011

Bandoneón - Mario Benedetti

Me jode confesarlo pero la vida es
también un bandoneón. Hay quien
sostiene que lo toca Dios pero yo
estoy seguro que es Troilo, ya que
Dios apenas toca el arpa, y mal.
Fuere quien fuere, lo cierto es que
nos estira en un solo ademán purísimo
y luego nos reduce de a poco a
casi nada, y claro nos arranca
confesiones, quejas que son clamores,
vértebras de alegría, esperanzas que
vuelven como los hijos pródigos y
sobre todo,como los estribillos.

Me jode confesarlo, porque lo cierto es
que hoy en día pocos quieren ser tango,
la natural tendencia es a ser rumba o
mambo o chachachá, o merengue o bolero
o tal vez casino, en último caso valsecito
o milonga, pasodoble jamás, pero cuando
Dios o quien sea toma entre sus manos la
vida bandoneón y le sugiere que llore o
regocije, uno siente el tremendo decoro
de ser tango, y se deja cantar y ni se
acuerda que allá, espera el estuche.



viernes, 9 de diciembre de 2011

El hombre que casi conoció a Michi Panero - Nacho Vegas

Hoy vendrán a oír mi último adiós.Bien.
Uno a uno van llegando y yo los recibo
en batín. Dejadme preguntar: ¿Es esto el
final? Y si es así, decid: ¿Me vais a extrañar?
¡Ah, veo que asentís,  pero yo sé que no!
Fracasé una vez, fracasé diez mil y aun así
alzo mi copa hacia el cielo, en un brindis
por el hombre de hoy y por lo bien que habita
el mundo. ¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis
de mí? ¿Es mi alma o es mi dinero? Si de
uno carezco y la otra es una anomalía en
esta vida. Escuchad, os lo diré soñando.