sábado, 12 de noviembre de 2011

Preámbulo a un silencio - Ángel González

Porque se tiene conciencia de la
inutilidad de tantas cosas,a veces
uno se sienta tranquilamente a la
sombra de un árbol en verano, y se
calla. (¿Dije tranquilamente?) Falso,
falso: uno se sienta inquieto, haciendo
extraños gestos,pisoteando las hojas
abatidas por la furia de un otoño
sombrío, destrozando con los dedos
el cartón inocente de una caja de
fósforos, mordiendo injustamente las
uñas de esos dedos,escupiendo en los
charcos invernales,golpeando con el
puño cerrado la piel rugosa de las casas,
que permanecen indiferentes al paso
de la primavera.

Una primavera urbana que asoma con timidez
los flecos de sus cabellos verdes allá
arriba,detrás del zinc oscuro de los
canalones,levemente arraigada a la materia
efímera de las tejas a punto de ser de polvo.
Eso es cierto, tan cierto como que tengo un
nombre con alas celestiales, arcangélico
nombre que a nada corresponde: Ángel
me dicen y yo me levanto disciplinado
y recto,con las alas mordidas, quiero decir:
las uñas y sonrío y me callo porque,
en último extremo,uno tiene conciencia
de la inutilidad de todas las palabras.


sábado, 5 de noviembre de 2011

El amante divaga - Luis Cernuda

Acaso en el infierno el tiempo tenga
la ficción de medida que le damos
aquí, o acaso tenga aquella desmesura
de momentos preciosos de la vida.
No sé. Más allá el tiempo, según
dicen, marcha hacia atrás, para irnos
desviviendo. Así esta historia nuestra,
mía y tuya (mejor será decir nada más
mía, aunque a tu parte queden la ocasión
y el motivo,que no es poco), otra vez
viviremos tú y yo (o viviré yo solo),
de su fin al comienzo.

Extraño será entonces pasar de los
principios del olvido a aquel fervor iluso,
cuando todo se animaba por ti, porque
vivías, y de ahí a la ignorancia de ti,
anterior a nuestro hallazgo. Pero en
infiernos, de ese modo, dejaría de creer,
y al mismo tiempo la idea de paraísos
desechara; infierno y paraíso,¿no será
cosa nuestra, de esta vida terrena a la que
estamos hechos y es bastante? Infierno
y paraíso los creamos aquí, con nuestros
actos donde el amor y el odio brotan juntos,
animando el vivir.

Y yo no quiero vida en la cual ya tú no
tengas parte: olvido de ti, sí, mas no
ignorancia tuya. El camino que sube y el
camino que baja uno y el mismo son; y mi
deseo es que al fin de uno y de otro, con
odio o con amor, con olvido o memoria,
tu existir esté allí, mi infierno y paraíso.


viernes, 4 de noviembre de 2011

Nada es lo mismo - Ángel González

Olvidemos el llanto y empecemos de nuevo,
con paciencia, observando a las cosas
hasta hallar la menuda diferencia que
las separa de su entidad de ayer y que
define el transcurso del tiempo y su
eficacia. ¿A qué llorar por el caído
fruto, por el fracaso de ese deseo
hondo,compacto como un grano de simiente?
No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado, de haber vertido
lágrimas, y silencio, sonreíd: nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.


martes, 1 de noviembre de 2011

No te detengas - Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber
crecido un poco,sin haber sido feliz,
sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho
a expresarte,que es casi un deber,no abandones
las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario,
no dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión,la vida es
desierto y oasis,nos derriba, nos lastima,
nos enseña,nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,la poderosa
obra continúa: tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,porque en sueños
es libre el hombre, no caigas en el peor de
los errores: el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso,
no te resignes,huye. "Emito mis alaridos por los
techos de este mundo",dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas
cosas,pero no podemos remar en contra de
nosotros mismos, eso transforma la vida en
un infierno, disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante, vívela intensamente,
sin mediocridad.Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo, aprende
de quienes puedan enseñarte. Las experiencias
de quienes nos precedieron,de nuestros "poetas
muertos", te ayudan a caminar por la vida,la
sociedad de hoy somos nosotros: los "poetas vivos",
no permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.