lunes, 2 de septiembre de 2013

través de las puertas de la llave de plata - H.P.Lovecraft

El tiempo -siguieron informándole aquellas 
ondas- es inmóvil y no tiene principio ni fin. 
Es erróneo considerarlo como movimiento y 
causa de todo cambio. En realidad, el tiempo 
en sí mismo es una ilusión, porque a excepción 
de la visión estrecha de los seres de dimensiones 
limitadas, no existen cosas tales como pasado, 
presente y futuro. Los hombres comprenden 
el tiempo en tanto que significa cambio; ahora 
bien, el cambio también es una ilusión. 
Todo lo que fue, es, y será, existe simultáneamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario